fatiga durante el embarazo
Información

¿Cómo evitar la fatiga durante el embarazo?

Cómo evitar la fatiga durante el embarazo. El cansancio durante el embarazo es un fenómeno completamente normal que afecta a casi todas las mujeres embarazadas. El cuerpo tiene una misión importante que cumplir: crear un pequeño ser viable. Obviamente, necesitas toda la energía disponible. ¿Cuáles son los cambios fisiológicos que afectan a esta  fatiga durante el embarazo y cómo se puede evitar?

Embarazo: ¿de dónde viene esta fatiga?

Al comienzo del embarazo, el nivel de progesterona es particularmente alto. Si bien esta hormona ayuda al bebé a desarrollarse adecuadamente, tiene un efecto relajante y somnoliento en la mamá. Por otro lado, las dolencias de las primeras semanas de embarazo, como las náuseas, también juegan un papel importante en el nivel de fatiga de la futura madre.

Aunque en el segundo trimestre esta fatiga puede disminuir, vuelve con fuerza en la recta final del embarazo. La dificultad para moverse debido al aumento de peso del bebé, las noches inquietas y las ansiedades cercanas al parto pueden ser agotadoras. Sigue los siguientes consejos para evitar la fatiga durante el embarazo.

Lugar para descansar

El primer consejo para combatir la fatiga durante el embarazo parece obvio, pero las mujeres embarazadas no siempre lo toman en cuenta. Es aconsejable que te relajes a diario y descanses, reservándote tanto como sea posible, ya sea en el ámbito personal o profesional. No sobrecargues tu horario y reserva algo de tiempo para ti. No dudes en tomar algunas siestas durante el día y tan pronto como sientas la necesidad, en caso de que sea posible.

Mientras estés sentada, no olvides elevar las piernas para tener una mejor circulación sanguínea. Para eliminar la fatiga por el embarazo, nada mejor que una buena noche de sueño de al menos 8 horas. Es fácil de decir, pero a medida que el bebé crece en tu útero, encontrar la posición perfecta para dormir se vuelve cada vez más difícil a lo largo de los meses y el insomnio comienza. Para conciliar el sueño al final del embarazo, acuéstate de costado con una almohada de lactancia entre las piernas para elevar el estómago.

Céntrate en una buena nutrición

La fatiga durante el embarazo también puede acentuarse si la dieta no es la adecuada. Además, debemos asegurarnos de comer sano y de forma equilibrada a lo largo de estos meses.

Consume la cantidad adecuada de todo

La primera regla de una dieta equilibrada es comer de todo. Los lípidos, ácidos grasos, proteínas, carbohidratos son esenciales, al igual que las fibras (frutas, verduras). Ten en cuenta que los lípidos proporcionan energía a las mujeres embarazadas, lo que reduce el riesgo de fatiga.

Evita las deficiencias

Durante el embarazo, las mujeres son propensas a las deficiencias, especialmente de hierro y calcio. Por lo tanto, es necesario que te asegures de comer ciertos alimentos en particular, como carnes rojas, pescado y productos lácteos.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.